En Deuda

Geovanna Bañuelos de la Torre

AL MARGEN del prejuicio que proviene esencialmente de la religión, es razonable el planteamiento de Geovanna Bañuelos de la Torre: en materia de legislación México tiene una deuda con la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBT+).

SE REFIERE la Senadora al reconocimiento de la igualdad de los derechos que sin duda tienen quienes optaron por un estilo de vida no convencional.

EL PRONUNCIAMIENTO de Geovanna se dio en el marco del Día del Orgullo y la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en la Cámara de Senadores sostuvo que no se ha reconocido expresamente el matrimonio igualitario en todo el territorio nacional.

TAMPOCO se garantiza el derecho a la identidad de género.

EN TODO CASO, al omitirlo, se vulnera el reconocimiento legal de las familias homoparentales y homomaternales, lo cual, -sostiene la Senadora-, es determinante para garantizar el acceso a derechos laborales, de salud, de seguridad social y educación.

AUNQUE en la Ciudad de México se marcó un parteaguas, aún falta mucho por avanzar para llegar a la igualdad plena en nuestro país. De ahí la postura de Geovanna: Nos encontramos en deuda con ellas y ellos.

¿USTED qué piensa al respecto? Creo que la generalidad o ignora el tema o de plano lo rechaza tajantemente a pesar de que observamos las injusticias en contra de este grupo social que tiene derechos como cualquiera.

¿DE QUIÉN depende cambiar esto? Obviamente de los legisladores.

POR ESO Bañuelos reta a sus homólogos y señala que, como legisladores, tienen la responsabilidad de dotar de leyes que permitan la construcción de una sociedad más respetuosa de las libertades e individualidades ajenas.

DE HECHO, en diciembre pasado, Geovanna presentó una iniciativa para reconocer el derecho a la identidad de género y a la expresión de género, a fin de facilitar a las personas trans contar con su acta de nacimiento, como un documento de identidad, mediante un simple trámite administrativo, pero creo que el tema no se ha resuelto. Espero que sí.

MIENTRAS TANTO, crece la xenofobia: Durante el sexenio pasado se registraron 500 asesinatos relacionados a personas por su orientación sexual o identidad de género y de éstos sólo se investigaron el diez por ciento.

EN EFECTO, resulta inconcebible que en la actualidad ocupemos el segundo lugar en crímenes hacia la población trans ¿Qué nos pasa? Incurrimos en una contradicción brutal: por una parte nos asumimos como buenos católicos y al mismo tiempo somos crueles con quienes merecen respeto. Que triste.

EL TEMA está cargado de estigmas y sigue siendo incómodo no sólo para los políticos o legisladores, sino para la población en general, salvo honrosa excepciones como es el caso de la senadora Bañuelos.

Nos encontramos mañana en la 7 de Página 24.

Tenencia 2021