Amplia Trayectoria

Alejandro Tello, Gobernador de Zacatecas, México

TRANSCURREN los años y la inseguridad y la violencia se afianzan como temas polémicos de múltiples vertientes que tienen al país sometido. Ya desde el sexenio de Enrique Peña Nieto se planteaba que los gobernadores tendrían que jugar un papel más activo en el combate.

AYER escuché la reflexión de Luis Medina Lizalde, en su programa vía redes sociales, haciendo una fuerte crítica al actual y a los gobernadores de los últimos años por su incapacidad para generar políticas públicas eficaces para contener el fenómeno.

EL CUESTIONAMIENTO del Oso iba enfocado sobre todo a la proclividad de los mandatarios por endosar el asunto al gobierno federal y limitarse a la gestión de apoyos que han incluido el desplazamiento de elementos de la Marina, el Ejército o la Policía Federal que han dejado muerte de civiles a su paso.

EL TEMA es de mucho fondo y no se necesita ser un genio para entender que aún y cuando existiera el mejor plan de ataque a niveles estatales, jamás las entidades del país tendrían la capacidad para enfrentar a la delincuencia cuya superioridad tan solo en armamento es abismalmente superior.

EL COMBATE obliga a la coordinación entre el estado y la federación. Ni hablar de los municipios ¿cómo afrontar las cosas cuando algunos ni siquiera tienen policías y los existentes viven limitados desde todos los puntos de vista?.

EL GOBIERNO de la 4T es tan consciente que creó precisamente la Guardia Nacional, una agrupación con esa característica: nacional, porque AMLO entiende que es su responsabilidad serenar al país y los criterios que mantenía en sus repetidas campañas se han roto cuando se enfrentó a la realidad.

SI EL propio presidente impulsa una agrupación de amplio espectro ¿Cómo asumir entonces que son los gobiernos estatales los únicos responsables de acometer el reto? La dimensión del problema rebasa todo, absorbe todo, complica todo.

NO VOY a justificar eventuales omisiones. Sólo pretendo una reflexión sobre la magnitud que representa la delincuencia organizada como principal generadora de violencia en México, exceptuando acaso a Yucatán.

LA UBICACIÓN geográfica de Zacatecas volvió a la entidad más susceptible de sufrir la presencia de bandas que van y vienen por todo el territorio y que, en efecto, es mejor ni siquiera nombrar porque no ganamos nada más que sembrar el pánico entre la población. Recrear la situación no sirve absolutamente para nada.

ASÍ LLEGA a la Secretaría de Seguridad Pública un nuevo responsable que difícilmente logrará modificar la situación en este quinquenio. Ya vendrá el gobierno de morena con la solución bajo el brazo y por fin seremos felices.

SE TRATA del relevo de Ismael Camberos por Arturo López Bazán, quien cuenta con una amplia trayectoria dentro de la otrora Policía Federal y la Coordinación Nacional Antisecuestro, según se informó en su toma de protesta. Ya veremos.

Nos encontramos mañana en la 7 de Página 24.